Sombras (1982) 5'17"
coro mixto

[descargar ficha]

estreno

30-5-1992

Círculo de Bellas Artes, Madrid, España

Coro Universitario Maguerit, director: Manuel Dimbwadyo

 

premio

Primer premio en el III Concurso de Polifonía Juvenil, Cuenca, España, 1983

 

grabación

Obras de polifonía. Jóvenes compositores

Dial discos, S.A.

54 9334-9335

 

partitura

Editorial Pygmalión, S.L., Madrid, España

agotada, contactar con  mail@adolfonunez.com

 

notas al programa 

Sombras pertenece a un ciclo de tres canciones para coro mixto llamado Siempre, compuestas sobre textos de Antonio Pérez Henares, que recibió el primer premio en el Tercer Concurso de Polifonía Juvenil, Cuenca 1983. Cada canción tiene un diferente carácter que se deja influir por el texto, sobre todo en “Sombras” que sugiere el ambiente que rodea a un cementerio de un pueblo de Castilla, con todos sus matices de miedo, respeto o religiosidad que están bastante arraigados en nuestro subconsciente colectivo. El texto también genera la forma y propicia el uso de varios recursos vocales como susurros, ruidos de consonantes, textos hablados, etc.; que son utilizados tanto secuencialmente como de manera simultánea. El timbre o el sonido en sí es por lo tanto lo más importante en la pieza, el ruido (obtenido mediante las consonantes) tiene la misma importancia que el sonido con altura.  También es crucial la utilización de la densidad como motor de sutiles contrastes, así dentro de cada una de las cuatro partes reales pueden cantar todos los componentes, la tercera parte o las dos terceras partes del total. El tratamiento de las alturas, salvo un momento excepcional, es libre, por lo que cada interpretación es única.

 

texto,  Antonio Pérez Henares

En las copas de los olmos están los silbidos de los tordos. Los pájaros negros de picos amarillos ocupan las ramas secas y las capotas, dominando la veleta de la iglesia. El sol se cae. Más abajo perviven los muertos.

Cementerio desportillado detrás de esa barbacana rota que se va compactando con la sombra de los grandes árboles.

Solo habrá rebullir de alas. Y el miedo al miedo. La mole de la iglesia pesa por la noche sobre las lápidas. Los pasos levantarán silencios a las espaldas.

Cementerio desportillado. Mañana vendrán a jugar niños en los recreos de la escuela y pisotearán las malvas. El punto oculto en nuestro cerebro espera a despertar con las noches. Y vendrá, como llegó el juego al medio día, nuestro miedo.

istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortbakırköy escortbakırköy escort